Home - Blog VidaCel - La historia de Facundo, la parálisis cerebral y las células madre

La historia de Facundo, la parálisis cerebral y las células madre

Categoría: Historias de éxito

Soy Mariana Guezamburu, la mamá de Facundo. Te contaré un poco de nuestra historia familiar y nuestra experiencia con las células madre.

¿Cómo se enteró de los bancos de células madre?

Conocí MaterCell hace 12 años, cuando una amiga me dijo que allí iba a preservar las células madre de su hijo. En ese momento, supe que podrían ser útiles para los tratamientos de leucemia. Y que las personas podrían implantar sus propias células madre para mejorar. Entonces, decidimos preservar las células madre de nuestros hijos también, como refugio de salud, sin saber que la vida nos llevaría a necesitarlas para Facu. Ahora estoy agradecida por tomar esa decisión.

¿Cómo es la historia de vida de Facu?

Facu nació en 2013 con una afección que no sabemos exactamente si ocurrió durante el nacimiento o después. Que causó parálisis cerebral. Dos años después del nacimiento de Facu, asistí a una conferencia donde pude escuchar sobre el progreso en la investigación de células madre y sobre qué patologías podrían ser útiles. Ahí es donde llegué a saber que las células madre podrían ser útiles para los tratamientos de la parálisis cerebral causada por la hipoxia al nacer o después del parto. Entonces, contacté nuevamente a MaterCell para saber cómo podríamos comenzar a planificar un tratamiento para la enfermedad de Facu.

¿Qué método se utilizó para el tratamiento?

Un trasplante autólogo de células madre. Es decir, una transfusión de su propia sangre del cordón umbilical.

¿Puede contarnos su experiencia con el banco de células madre y Duke?

La experiencia con ellos fue increíble. Todo el apoyo recibido, junto con sus médicos y todas las personas involucradas, fue espectacular. Soporte incondicional. En Duke también tuvimos una muy buena experiencia. La gente fue muy amable. Le cantaron bonitas canciones a Facu. 9 médicos participaron durante la transfusión. Los primeros 20 minutos fueron cruciales para saber cómo reaccionaría Facu. Y luego, volvimos al hotel, nos relajamos y nos ocupamos de Facu. Al día siguiente, volvimos al hospital para comprobar que estaba bien y eso es todo.

¿Cómo ayudó el tratamiento a Facu?

Fue muy útil para su sistema inmunológico, y se observaron grandes mejoras en su atención y funcionamiento cognitivo. Todavía tenemos que trabajar duro en sus habilidades motoras, pero no es imposible. Las mejoras en su sistema inmunológico fueron impresionantes.

¿Cuál sería su consejo para otras familias?

Si obtiene información sobre la preservación de las células madre durante el embarazo, no lo dude. Mi experiencia fue fantástica. Lo volvería a hacer y realmente lo recomiendo. Por favor no dude. Si puede preservarlos, tal vez en el futuro podrían ser útiles para un miembro de la familia. O puede hacer una donación para quien sea que lo necesite. Cuando decidí preservar las células madre de mis hijos, lo hice como un seguro de salud. Lo tomé como una garantía de salud para el futuro. Aprecio haber escuchado sobre las células madre cuando mi amigo me habló de ellas y tomó la decisión de preservarlas. Finalmente fueron útiles para mi pequeño hijo, Facu.

Fuente: Parent’s Guide to Cord Blood

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE MÁS INFORMACIÓN

Ingresa tus datos para recibir toda la información necesaria:


ACREDITACIONES DE VIDACEL

Certificados por SEREMI:
Miembros de:
Participación:
Registrados en:
[index]
[index]
[index]
[index]