Home - Blog VidaCel - Altas temperaturas. ¿Cómo afecta el calor en el embarazo?

Altas temperaturas. ¿Cómo afecta el calor en el embarazo?

Categoría: Embarazo

El calor puede ser muy agradable para disfrutar de panoramas y actividades, pero cuando estás embarazada debes tener una serie de consideraciones para que no te afecte. ¡Toma nota!

Durante el período de embarazo, nuestro cuerpo reacciona diferente a ciertos estímulos, como, por ejemplo, el calor. Es normal que sudes más y que se inflamen y sientas más pesadas tus extremidades, sobre todo los pies.

No olvides que, en esta etapa, tu cuerpo tiene un funcionamiento totalmente diferente a lo común y está trabajando más acelerado, lo que tiende a subir tu temperatura corporal.

Entonces, ¿qué hacer en días de mucho calor?

Aquí te dejamos algunos consejos que podrán ayudarte en los días de altas temperaturas.

A la hora de vestir, prefiere prendas que sean elaboradas de tejidos naturales como el algodón y el lino, las que permitirán que tu piel respire constantemente.

Además, opta por ropa holgada como blusones, pareos y vestidos, para así evitar la sensación de estar apretada.

Pero antes de vestirte, ¡aplica talco en los pliegues de tu piel! El talco para cuerpo es muy útil para mantenerte fresca y libre de sudor por más tiempo.

Y si vas a disfrutar de un agradable día de piscina o playa, procura buscar un lugar con sombra que te proteja de los rayos solares. Con esta medida no sólo estarás evitando que tu temperatura corporal suba rápidamente; sino que también estarás protegiendo tu piel de posibles manchas.

¡También una excelente idea será nadar cuanto tiempo tú quieras! A parte de ser un completo ejercicio, te permitirá estar constantemente en un ambiente fresco.

¿Y si estás en casa?

Entonces evita agitarte, y busca espacios que tengan mayor ventilación y que te permitan descansar en un lugar un poco más frío. Mejor aún si tienes un ventilador o aire acondicionado, los que te permitirán regular la temperatura del lugar.

Al momento de descansar, una buena idea es utilizar geles fríos, los que te refrescarán, pero también te ayudarán mucho a deshinchar tus extremidades. Si te vas a tender, lo recomendable es que lo hagas con las piernas en altura, así tu circulación sanguínea fluirá mejor. ¡Será un gran alivio!

Y por supuesto, ¡no te olvides de tomar líquidos fríos y refrescantes! Ten siempre a mano una botella de agua fría o un agradable jugo. Es importante que recuperes el líquido que vas perdiendo con la sudoración. Por eso, evita bebestibles con gas y dale prioridad a aquellos que sean más ligeros, hidratantes, ¡y súper refrescantes!

Fuente: Infanti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE MÁS INFORMACIÓN

Ingresa tus datos para recibir toda la información necesaria:

    ACREDITACIONES DE VIDACEL

    Certificados por SEREMI:
    Miembros de:
    Participación:
    Registrados en: